El Super Vulcanólogo On Mayo - 10 - 2010

El monitoreo de la deformación del suelo consiste en detectar cambios en la topografía del volcán (inflación o deflación) relacionados con el ascenso de un volumen de magma. Para detectar estos cambios, se puede aplicar varios métodos como: medición de la distancia horizontal entre una base fija y un punto reflector ubicado en los flancos del volcán utilizando para ello el distanciómetro electrónico (EDM), medición de los cambios de pendiente utilizando inclinómetros electrónicos, medición del desplazamiento de la base del volcán utilizando GPS (Global Positioning System) y mediante el método de Interferometría de Radar (INSAR).

Comments are closed.